02 noviembre, 2010

La Arquitectura Japonesa 02

Arquitectura Budista

Cuando el budismo llegó a Japón en el siglo VI se construyeron templos dedicados a la adoración de Buda, cuya forma arquitectónica procedía de China y Corea. En cada uno de los recintos de los templos se erigió cierto número de edificios para satisfacer las necesidades de los religiosos que vivían allí y para proveer a los fieles con las instalaciones adecuadas para poder reunirse.

En el siglo VIII, un grupo de edificios comprendía 7 estructuras básicas: la pagoda, el pabellón principal, el pabellón de lectura, la torre de la campana, el repositorio para los sutras, el dormitorio y el pabellón del comedor. Rodeando el recinto completo del templo se encontraba una pared de barro con puertas a cada lado. Lo más común es que cada puerta tuviera 2 pisos.
Templo Horyuji (Nara)

El pabellón principal tenía en su interior el objeto de adoración más importante. El pabellón de lectura, que en los primeros templos era con frecuencia la estructura más grande, era usado por los monjes como lugar dedicado al estudio, la instrucción y los rituales.

En los recintos predominaban varios tipos de torre: las "pagodas" que fueron construidas como depósitos de las reliquias de Buda; la torre de la campana que cada día anunciaba las horas de los oficios religiosos; y otra en la que se guardaban los textos canónicos (el repositorio de los sutras). Detrás o al lado del recinto se encontraban los comedores y los dormitorios.

Templo Yakushi-ji (Nara)
Los edificios de los complejos de los templos se disponían de forma geométrica y variaban según las sectas. Los edificios principales de los templos zen están ubicados frecuentemente formando una línea y conectados por pasillos con techos, y los complejos de los templos del budismo de la tierra pura incluían a menudo jardines y estanques.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada